Un kilo de tortillas: 900 gramos.

Don Fulano es dueño de 20 tortillerías y de un molino. Envía las bolas de masa a los demás establecimientos para producir el alimento básico de México.

No tiene competencia en su área, por lo que ejerce un monopolio y obtiene buenas utilidades en perjuicio de los consumidores.

Las bolas de masa pesan 10 kilos; en realidad pesan 9 kilos.

El encargado -Don Sutano- de la tortillería no es empleado de Don Fulano, sino un franquiciatario informal.

Don Sutano sabe que ha pagado por 10 kilos de masa, pero en realidad son 9 kilos. Entonces traslada al consumidor la pérdida: vende kilos de 900 gramos… o tal vez menos.

Yo por eso compro tres pesos 😂