Augurios del profeta urbano

Benditos los dueños de los sueños: Benditos los perros, los poetas.