Mole, sueño, tío, gatos.

Soñé que mi tío Roberto llegaba a casa, encendía la televisión y veía un partido de fútbol de la Selección Mexicana. Yo estaba re-calentando mole de pollo… de pronto desperté y me di cuenta que eran las seis a eme con ene minutos.

Escuché que unos gatos se peleaban, por eso desperté.

Soñé que volaba.

Veía los techos de las casas, los árboles, las calles del pueblo. Se ocultaba el sol. Según yo, estaba consciente y decidí ir más allá, hasta las nubes; había oscurecido y desperté.

Soñé que volaba hacia quién sabe dónde.