¿Qué es Cabify?

El servicio de @Cabify_Mexico es una herramienta, no un proveedor de transporte. Según sus términos https://cabify.com/mexico/terms:

La calidad del servicio de transporte programado a través de la Aplicación es responsabilidad del tercero transportista, el cual, es en última instancia el que le ofrece el servicio de transporte al Usuario.

Por consiguiente, entiende el Usuario que (i) con el uso de la Aplicación y/o Sitio Web y por consiguiente del servicio de transporte, puede exponerse a un transporte potencialmente peligroso, dañino, perjudicial para menores y en cualquier caso censurable, (ii) y que dicha actividad la realiza bajo su propio riesgo y responsabilidad.

¿Alguna vez has llamado por teléfono para pedir un taxi? Eso es Cabify. Una herramienta que proporciona eficacia entre el transportista y el usuario, utilizando la tecnología actual que tienen los smartphones; una aplicación basada en la nube, conectada por datos de telefonía celular y que utiliza la ubicación del usuario y el transportista, para acercarlos.

Eso es más eficiente que llamar por teléfono y pedir un taxi. Pero no significa que sea más seguro; legalmente Cabify se deslinda del transportista. Por lo que el usuario queda a merced de un desconocido, del que no sabe nada, ni siquiera sabe si tiene antecedentes penales. Al menos un taxi legal pertenece a un sitio, el vehículo tiene identificación visible, al igual que el chófer. Sin embargo, tampoco garantiza seguridad.

Para mí, lo ideal es ser muy precavido.

Restaurante del Hotel Boca Chica

image

Lejos del bullicio de La Costera, con vista al mar y la isla La Roqueta.

Hotel Boca Chica
Playa Caletilla s/n; Fracc. Las Palmas, Las Playas, 39390 Acapulco, Gro.
01 744 482 7879

https://goo.gl/maps/7BAM9suDd9R2

Fase REM: Soñar con demonios.

image

Hace seis meses que utilizo un Fitbit Chargue y una de sus funciones es registrar las horas de sueño. En lo que respecta a la Fase REM, recordé (o imaginé) que había despertado más o menos entre las 4:15 de la madrugada y había tenido un sueño muy raro.

Soñé que me veía correr por callejones y llegué hasta la plaza de mi pueblo, donde había un ser extraño con el cual peleaba. El “yo” que estaba viendo tenía miedo, pero el “yo” que estaba frente a mí, no tenía miedo, pues se enfrentaba con ese extraño ser.

Es cuando creo haber despertado, observar el monitor Fitbit y ver la hora, al igual que el pulso cardíaco, que estaba entre 90.

¿Qué loco, no?

Costillas de cerdo

image

Costillas de cerdo, sancochadas con jugo de naranja. Acompañadas con frijoles, salsa amartajada y un trozo de queso fresco.

Entre los huecos de las tejas.

Mi primo Félix lo grababa con una cámara VHS. Otras personas lo veían con filtros que habían regalado. Es un recuerdo claroscuro, tal vez porque era la naturaleza de ese día. En el suelo de la cocina se veían pequeños soles que me recordaban a la luna menguante: era el eclipse de 1991 y la luz entraba a través de los huecos de las tejas.

La primer semana sin ti

Me resulta inexplicable este duelo. Te imagino jugando en los pasillos, corriendo en la terraza, y mirando fijamente al cielo. Como aquella ocasión que veías unos papalotes: tus ojos eran el universo.

image